jueves, 12 de julio de 2012

El Reino de Araucanía y la Patagonia


No solo en el viejo mundo hubo reinos y reyes. Existió un Rey en la zona patagónica. El hombre en cuestión era un noble Francés llamado Orélie Antoine de Tounens. Su reino consistía a grandes rasgos en toda la parte continental de Argentina y Chile que está por debajo de la provincia de la Pampa.
Debemos tener en cuenta que todo este territorio era poblado en ese momento por diversas tribus mapuches y los extranjeros no podían ingresar facilmente. Aurelio ingreso al territorio Araucano con la ayuda del Lonco Quilapán e inició diálogos diplomáticos con los pueblos originarios de allí. Aprendió su lengua y sus costumbres. La idea era crear un Reino Mapuche bajo el protectorado de Francia para resistir la ocupación de territorios por parte de Chile y Argentina. Muy rápidamente se proclamó Orélie Antoine I, Rey de Araucania. Un 17 de Noviembre de 1860.
A los 3 días de su “coronación” decretó la anexación de la Patagonia al reino, configurando los límites del mismo como había explicado al principio. Al mismo tiempo se creó una constitución basada en la homónima francesa que ofrecía a sus habitantes una monarquía constitucional y aseguraba los derechos civiles.
Al poco tiempo el Rey viajó a Chile para informar la creación del reino, el cual no fue reconocido por el Presidente chileno de ese entonces Manuel Montt. Cabe destacar que los reinos de España Inglaterra, Francia, Italia, Bolivia y Paraguay entre otros reconocieron la independencia de la nueva nación.
Pero el gobierno chileno no se quedó de brazos cruzados. Envió un espía que ingresó al círculo íntimo del rey, como un criado de confianza e informó que se encontraba cerca de la frontera. Posteriormente un grupo de soldados entraron al territorio araucano disfrazados como mercaderes e hicieron prisionero al rey. Fue encarcelado enjuiciado y declarado insano, se lo envió a un manicomio y posteriormente fue deportado a Francia.
Aurelio volvió pero nunca pudo recuperar su reino. Chile y Argentina llevaron a cabo tanto la Pacificación de Araucania como la Conquista del desierto para anexar estos territorios definitivamente...
Aurelio Antonio I no tuvo hijos pero hubo varios sucesores indirectos que llegan hasta el día de Hoy. Phillippe Boiry es el actual pretendiente al trono y vive exiliado en París.
Publicar un comentario